XXXV ANIVERSARIO BENDICIÓN SANTO SUPLICIO

Treinta y cinco años han transcurrido desde aquel entrañable 12 de Octubre de 1985 en que se conseguía hacer realidad un deseo y un sueño común de todos los Zamarrilleros:
Nuestro Padre Jesús del Santo Suplicio.

La talla de nuestro sagrado titular es una figura de Jesucristo que representa el momento bíblico en que Jesús es despojado de sus vestiduras mientras aguarda resignado y paciente que terminen con la preparación de la cruz en la que morirá para el perdón de los pecados de toda la humanidad.

Así debió ser aquella trágica madrugada del 12 de mayo de 1931, aquella en la que la obra que tallara el imaginero sevillano Antonio Castillo Lastrucci aguardó paciente y resignada su fatídico final cuando desapareció engullida por las llamas del cruel y despiadado fuego, avivado por la feroz barbarie, la incomprensión y la intolerancia que se iniciara con la política y que arrastró a la sociedad hacia un inusitado ambiente anticlerical, provocando que prácticamente la totalidad del patrimonio artístico y cultural cofrade malagueño desapareciera irremediablemente.

Pero, aunque larga fuera la espera tras cincuenta y tres años, la ilusión y una renacida devoción por el desaparecido “Despojado” volvieron a Zamarrilla, encargándose en Agosto de 1984 una nueva talla que naciera del arte que atesoraban las manos de aquel imaginero malagueño que con apenas veinte años diera forma al barro y tallase la madera para ejecutar su primera obra: el Santísimo Cristo de los Milagros. Dicho encargo se firmó en Castel Sant’Elia (provincia de Viterbo, Italia), donde residía el escultor.

El tallado de la imagen se ejecutaría en madera de cedro, comenzando los trabajos a finales de febrero de 1985 en Torrejón de Ardoz (Madrid), siendo policromada con pinturas de óleos italianos en un improvisado taller del Pasillo de Atocha de Málaga, para ser terminada y entregada a la Hermandad el 29 de junio del mismo año. Como detalle del compromiso y agradecimiento del escultor con la Hermandad, quiso donar a Zamarrilla la cuarta parte de los honorarios pactados.

De este modo se permitió a la historia resarcirse de aquel trágico suceso, al recuperarse para la semana santa malagueña una nueva imagen de Nuestro Padre Jesús del Santo Suplicio nacida de las manos de un maduro Francisco Palma Burgos que, con 67 años de edad, culminaba con esta nueva imagen su dilatada y prolífera carrera artística, tal y como él mismo afirmó:
“Con Zamarrilla empecé a mis veinte años y con Zamarrilla termino”.

A las doce del mediodía del día 12 de octubre de 1985, en el lateral de la Ermita de Zamarrilla, un altar levantado al efecto en la calle Martínez Maldonado y presidido por la nueva imagen, en el que se empleó el manto de procesión de María Santísima de la Amargura a modo de retablo o dosel, tuvo lugar un momento que ha quedado para la historia de la “Málaga Cofrade”.
Apadrinado por D. Eduardo Molina Duarte y Dª Susana Rueda Barrera, se celebró por el Director Espiritual, Rvdo. D. José Ávila Barbo, la ceremonia de la Solemne Bendición de la nueva talla de Nuestro Padre Jesús del Santo Suplicio, a la que asistió el escultor.

Al acto, musicalmente acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús “El Rico”, la Coral de Santa María de la Victoria, Rondalla de Nuestra Señora de la Victoria y el Saetero “Niño de Canillas” asistió una gran multitud de malagueños que pudieron acompañar a los hermanos de Zamarrilla en un momento tan especial para la Hermandad.

Actualmente la Hermandad continúa trabajando para lograr hacer realidad una de sus mayores aspiraciones: la Salida Procesional de Nuestro Padre Jesús del Santo Suplicio.

Tras la presentación hace unos años de dos de las figuras que forman parte del conjunto escultórico que acompañará a nuestro sagrado titular, se está terminando de ejecutar una tercera a la vez que se han seguido haciendo nuevas túnicas y se está trabajando en otros enseres y elementos que formarán parte de la futura sección de nuestro Sagrado Titular.

A pesar de las dificultades por las que atraviesa nuestra sociedad como consecuencia de la pandemia provocada por el Covid-19, no renunciamos a mantener viva la llama de la ilusión y la esperanza de ver a nuestra Hermandad participar en la procesión anual con todos sus titulares.

COMUNICADO-ANIVERSARIO-SANTO-SUPLICIO

Compartir en

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies